,

Citroën C4 Cactus un coche atípico

Cactus C4

El Citroën C4 Cactus es un coche atípico y fácil de identificar. Tiene un aspecto de SUV pero no es tan alto como alguno de sus rivales.

La estética de este curioso automóvil puede ser una de las razones por la que los más atrevidos podría decidir comprarse este crossover de dimensiones contenidas.   Se basa en la practicidad incorporando su característica más impactante como son los airbumps, unos protectores de plástico en la carrocería tanto en puertas como en las defensas para evitar pequeños golpes cotidianos, como roces con la puerta del coche que está aparcado a nuestro lado o con un carrito de la compra del supermercado.

Más allá de esta peculiaridad de los airbumps, el Citroën C4 Cactus es un vehículo con bastante potencial a la hora de personalízalo. Los airbumps están disponibles en diferentes tonos como el negro, el gris y un tono plateado, pero además este modelo también puede configurarse con barras de techo, tonos de carrocería muy vivos y detalles en contraste en las cubiertas de los retrovisores. Y aún va más allá la marca aliándose con la Marca Rip Curl decorando en su edición especial la carrocería con motivos de la famosa marca de ropa y complementos.

Es un coche que curiosamente llama más la atención por su originalidad y modernidad, sin embargo cabe destacar que es un coche económico en cuanto a precio y sencillo en cuanto a las soluciones que se han empleado. Algunas de las soluciones que se han empleado para ahorrar costes también han servido para ahorrar peso, ganar espacio a bordo y lograr un apariencia bastante moderna. Las plazas traseras son muy amplias, también el maletero. Para conseguir esta amplitud en las plazas traseras sin embargo, la marca a recurrido a una idea poco común en los utilitarios de 5 puertas como el sistema en sus ventanillas posteriores que se abre levemente mediante un sistema de pestañas, de este modo las puertas traseras son más finas de lo habitual.

Ya comentábamos antes que una de sus características es la sencillez. El salpicadero ofrece un diseño innovador, todos los sistemas se controlan desde una pantalla táctil de 7 pulgadas estilo Tablet y apenas existen los botones, de este modo ahorran costes y peso y aporta sencillez a su diseño. Además está revestido con materiales de tacto agradable. Los adornos interiores son muy elegantes incluyendo numerosos toques de cromo satinado y negro lacado.

Llegó al mercado con diferentes motorizaciones. Dos diésel, el e-HDi de 92 CV y el nuevo BlueHDi de 100 CV, de consumos muy bajos (3,1 litros/100 kilómetros). El primer motor de gasolina fue el VTi de 82 CV, pero poco después llegó otra mecánica de 110 CV y , ya en 2015, la gama adoptó el PureTech 82, una mecánica tricilíndrica con consumos contenidos. Algunas versiones pueden contar con el cambio automático ETG contará con sistema de parada y arranque automático Stop&Start.

A pesar de tener un aspecto de Todoterreno no es recomendable para salir del asfalto. No existe alternativa con tracción a las cuatro ruedas, todas son tracción delantera aunque si se quiere adquirir para usos más camperos recomendamos el anteriormente mencionado el Citroën C4 Cactus Rip Curl.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario