, ,

CONDUCIR CON VIENTO: PRECAUCIONES Y CONSEJOS

CONDUCIR CON VIENTO

Al ponernos al volante nos podemos enfrentar a un sinfín de situaciones que nos dificultan la conducción. El viento puede ser uno de ellos, por ello os queremos poner alerta y ayudaros a capearlo con éxito.

Ante viento, tanto fuerte como moderado, es obligatorio extremar las precauciones al volante, puesto que la dirección del coche puede verse alterada. Puede reducir la tracción y el agarre e incluso, puede llegar a volcar el vehículo.

Precauciones a tener en cuenta:

  1. Reducir la velocidad: Desde el momento que notes que el coche se balancea, es importante reducir la velocidad a la que circulas para evitar cambios de dirección inesperados, que el coche pierda agarre y así, controlar los balanceos que se puedan producir.
  2. Agarra el volante con firmeza: Los primeros cambios cuando hay viento se notan en la dirección, por lo que será necesario llevar las dos manos en el volante para poder corregir la trayectoria dentro del carril con mayor facilidad.
  3. Precaución con los camiones: Viento y camiones en la misma carretera puede ser una de las situaciones más peligrosas. Este tipo de vehículos actúan como pantalla frente al viento, sobre todo si es lateral. Si realizar un adelantamiento el cambio de viento que puedes recibir puede provocar una desestabilización y cambio de trayectoria.
    Si te enfrentas a una situación así, procura adelantarle con total precaución y con una diferencia de velocidad no demasiado elevada.
  4. Atentos a los remolques y vehículos pesados: ¿Eres de los que conduces con un remolque unido al coche? En este caso debes extremar aún más las precauciones y reducir en mayor medida la velocidad, así evitaras que el vehículo que tira de él se desestabilice.
    Ante remolques grandes, es mejor cancelar el viaje y esperar a que el viento se calme. A mayor volumen del vehículo remolcado más se notará el efecto del viento.
  5. Utiliza marchas cortas: Así conseguirás elevar la revolución del motor y tener potencia de reserva para enfrentarte a las fuertes ráfagas de viento.
  6. Aumenta la distancia de seguridad: Deja mayor espacio entre tu vehículo y los que te rodean para evitar cualquier imprevisto o que te afecte un vaivén producido por efecto del viento.
  7. Circula por el carril central: Solo si lo consideras necesario puedes conducir por el carril central para evitar ráfagas inesperadas que puedan enviarte ir a la cuneta o al carril contrario.

 

En definitiva, siguiendo estos pequeños “tips” podrás controlar la situación y llegar a destino sin demasiados sobresaltos.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario