, , ,

El limitador de velocidad inteligente será obligatorio a partir de 2022

A partir de Mayo de 2022 todos los coches que se vendan en la Unión Europea deberán estar equipados con un limitador de velocidad inteligente (ISA). Con esta medida, la UE ha remarcado que se pretende reducir la mortalidad vial en un 20%.

El pasado mes de Abril el Parlamento Europeo dio luz verde a esta normativa y a la instalación de 9 sistemas de seguridad más en todos los modelos de turismos y furgonetas ligeras con el fin de reducir los accidentes en carretera.

Este sistema es capaz de reconocer los límites de velocidad existentes en cada tramo de la red viaria y consigue adaptar la velocidad a estos límites. A través de cámaras que detectan señales, mapas y datos extraídos del GPS, el ordenador de a bordo pondrá al conductor en sobreaviso de la velocidad máxima que deberá llevar cuando circule por ese tramo.

Aunque el sistema vendrá obligatoriamente instalado de serie, siempre se podrá desactivar si se desea. El controlador se podrá desconectar, pero cada vez que el coche arranque se volverá a activar. El fin es ir acostumbrando al conductor a que lo utilice y concienciarle de las ventajas pues en un futuro podría aprobarse su uso obligatorio.

Además de reducir la siniestralidad en carretera, este dispositivo dE seguridad ayudará a los conductores a evitar multas, según declaró la eurodiputada del PSOE, Inés Ayala.

Se trata de una medida que la DGT ya propuso el año pasado como medida obligatorio en los vehículos para mejorar la seguridad vial y añadían la necesidad de equipar los vehículos con nuevos sistemas de seguridad, a lo que la Eurocámara da respuesta.

Según la normativa aprobada, todos los vehículos deberán ir equipados con mecanismos de frenado inteligente, sistemas avanzados de advertencia por distracción, mantenimiento de carril, señal de frenado de emergencia e interfaz para instalar alcoholímetros antiarranque, entre otros.

Pero esta normativa no será solo obligatoria para turismos o furgonetas ligeras, la nueva normativa también afecta a los grandes vehículos, como caminones y furgones, que a partir de 2025 deberán incorporar nueva tecnología de seguridad y sistemas de alerta a la conducción.

En definitiva, una medida que a pesar de suponer un incremento del precio del vehículo, salvará la vida a 24.794 personas y evitará 140.740 heridos graves, según un estudio realizado por la Comisión Europea. Además, supondrá una ventaja notoria en cuanto a materia medioambiental, reduciendo en un 8% las emisiones de dióxido de carbono.

Os compartimos algunos datos publicados por la Comisión Europea sobre seguridad vial registrados en la UE:

SEGURIDAD VIAL EN LA UE

 

, ,

HELP FLASH, la luz que sustituirá a los triángulos de emergencia

La Dirección General de Tráfico (DGT) se está planteando modificar el reglamento y cambiar el uso de triángulos de emergencia por destellos luminosos que proporcionan una mayor visibilidad.

Por el momento, se trata de una medida que se encuentra recogida en el borrador del Reglamento de Auxilio en Carretera y que está pendiente de aprobación, pero es muy probable que salga adelante.

Hoy en día, la ley nos obliga al uso de triángulos de emergencia y de un chaleco de emergencia cuando sufrimos una avería o un accidente que nos obliga a detener el vehículo en la calzada. La colocación de estos triángulos avisa al resto de conductores con suficiente antelación para que puedan ejecutar cualquier tipo de maniobra necesaria.

El problema surge, según la DGT, que en el momento en que el conductor debe bajarse del coche para colocar los triángulos a la distancia correspondiente (50 metros) y señalizar la avería o accidente, quedando desprotegido. Es precisamente por esto por lo que la DGT se plantea modificar el reglamento y sustituir los triángulos por la luz de emergencia.

El nuevo sistema que se quiere implantar se instalará en el techo del coche sin necesidad de bajarse de él. Consiste en un sistema de luces automáticas, similares a las de los vehículos camuflados de la policía y que no cuestan más de 30 euros denominada “Help Fash”

Se trata de una linterna esférica que emite luz en todas las direcciones con un soporte magnético para adherirse a la carrocería del coche y que tiene varias funciones diferenciadas: Luz de emergencia, baliza destellante y linterna al mismo tiempo.

  1. Destellos de luz naranja para alertar de la presencia de vehículo detenido. Emite una luz muy llamativa, pues se trata de una luz LED que da destellos muy rápidos que pueden verse a 1 kilómetro de distancia en un ángulo de 360 grados. Se activa una vez que su superficie magnética toma contacto con la carrocería del coche.
  2. Linterna de luz blanca para iluminar en caso de que tengamos que cambiar una rueda, por ejemplo. Esta nos permitiría ver los tornillos fácilmente y dejándonos las manos libres gracias a su agarre magnético.

Tenemos que resaltar que esta luz es mucho más eficaz por la noche o en condiciones de poca luminosidad, que por el día, donde se es más visible con los intermitentes de emergencia del coche que con “Help Flash”.

Además, destacamos que funciona con pilas, por lo que no dependerá de la electricidad de tu coche para estar protegido. 

Atento, porque aunque a día de hoy, señales luminosas como “Help Flash” están homologadas, no sustituyen a los intermitentes de emergencia del coche (warning), a los triángulos ni al chaleco reflectante. Por le momento se trata de un complemento más que se puede utilizar de manera opcional y compartida con los triángulos.

La intención de la DGT es que en los próximos 6 años la señal luminosa sustituya a los triángulos con el objetivo de reducir el número de victimas por atropello en carretera.

, ,

Radares en Cascada: La nueva forma de la DGT para detectar el exceso de velocidad

El exceso de velocidad es una de las principales causas de accidente en carretera y una de las materias pendientes de la DGT y que tanto persigue a través de distintos tipo de radares: Radares fijos, móviles, helicópteros, etc.

Desde la pasada Semana Santa se han estado testando en las carreteras de Navarra, en una prueba piloto, los bautizados como “Radares en Cascada”, una nueva forma de la Dirección general de tráfico (DGT) de detectar y sancionar a aquellas personas que circulen a una velocidad por encima de la establecida en la vía. Además, se pretende acabar con la costumbre de, ante un radar, frenar para una vez pasado el mismo, acelerar y retomar la velocidad a la que se circulaba anteriormente.

¿Cómo son estos radares cascada?

El nuevo método para detectar los excesos de velocidad se basa en la colocación de un cinemómetro o segundo radar móvil tras el radar fijo y unos metros después una patrulla de notificación, de modo que si aceleras al pasar el primer radar para volver a recuperar la velocidad a la que ibas, serás cazado por este segundo radar y alertado por los agentes unos metros después

El objetivo no es otro que reducir el número de accidentes en las carreteras y que los infractores sientan que hay control efectivo de la velocidad, no se confíen y sean notificados de la sanción por los agentes en el acto.

La DGT valora su implementación en todo el territorio español.

Como comentábamos, la puesta en marcha de este sistema ha sido por petición propia del fiscal de Seguridad Vial de Navarra y no se tiene certeza si se mantendrá exclusivamente en Navarra o se extenderá al resto de comunidades.

Por el momento se trata de una prueba piloto y no se han dado demasiados detalles sobre la colocación de estos radares cascada de forma generalizada, pero si sabemos que la DGT está revisando muy de cerca los resultados obtenidos para su posible implementación en otros puntos de la red de carreteras Españolas.

En definitiva, recuerda respetar siempre los límites de velocidad establecidos y circular con moderación.

, ,

“Modo coche”: ¿Qué es y cómo se activa?

La DGT promueve el uso del “Modo coche” mientras se conduce para evitar distracciones al volante. Este modo puede evitar más de un disgusto, pues es la única funcionalidad del teléfono móvil que podría evitar que sufras un accidente de tráfico.

El móvil es una de las principales causas de siniestralidad vial por ello que la DGT haga un llamamiento a las compañías de telefonía para que favorezcan la implantación de este “modo coche” en todos los dispositivos y así reducir al máximo el uso del teléfono mientras se conduce.

La aparición de aplicaciones de mensajería instantánea como “WhatsAPP”, no está poniendo las cosas fáciles. Cada vez más personas se mensajean mientras conducen y esto ya no es sólo un problema social, sino de seguridad vial.

Pere Navarro, director de la DGT, remarca la importancia de hacer uso del “Modo Coche” que alguno móviles ya tienen implantados en su sistema y generalizarlo y concienciar a la población de utilizarlo como hacemos con el “Modo avión” cuando volamos.

¿En qué consiste el “Modo Coche”?

El “modo avión” desconecta el móvil de la red por completo, no recibirás mensajes de ningún tipo pero si podrás utilizarlo para ver fotos, videos, etc. La diferencia con éste es que el “Modo Coche” no desconecta al 100% la comunicación, pero sí evita el uso de mensajería instantánea, por ejemplo. Es decir, la creación del “Modo coche” limitaría algunas funcionalidades del teléfono móvil cuando el coche está en marcha.

La idea es que no podamos interactuar de ninguna manera con el móvil, pero sí que siga conectado. Se seguirá recibiendo mensajes pero no se nos notificará hasta que se vuelva a desbloquear (mediante verificación) e incluso, nos entrarán llamadas pero esta no será alertada (el móvil no sonará) y el interlocutor recibirá una señal como que estuviésemos comunicando.

¿Cómo activarlo?

En los Smartphone más modernos de algunos fabricantes de telefonía ya se encuentra esta opción de “Modo coche”, pero todavía no es tan fácil activarlo.

Para usarlo en dispositivos Android, en principio sólo en modelos como Samsung y LG y en versiones compatibles, requiere descargarse la aplicación “Car Mode” sólo disponible en Galaxy App, no en Google Play. De ahí lo que os comentábamos que por el momento no resulta tan fácil activarlo.
Un vez que tienes descargada la App en el dispositivo, deberás crear una cuenta de usuario. Deberás activarla accediendo y configurando la voz y la conexión vía Bluetooth con tu vehículo.
Mientras conduces con esta opción activada sólo será posible acceder a la música o a el navegador.

En el caso de Apple, esta función ya viene integrada en dispositivos como iOS11 y en los iPhone compatibles que hayan podido actualizar sus sistema operativo a esta versión. Aún así, su activación tampoco es sencilla ni fácil y sigue siendo la gran desconocida.
Para activarla en estos dispositivos debes seguir los siguientes pasos: Ajustes > No molestar > Activar, y deberás seleccionar la opción “Automáticamente” una vez que el iPhone lo detecte o “Manualmente” desde el centro de control o al conectarse a Bluetooth del coche.

Para configurar a quien mandar mensaje mientras se está conduciendo tienes que seguir los siguientes pasos: Ajustes > No molestar > Respuesta automática > configurar mensaje a quienes envían un mensaje: Recientes, Favoritos, Todos o nadie.

También es posible configurar el mensaje y permitir algunas llamadas, siempre y cuando el coche no tenga Bluetooth. Además, una de las características del “modo coche” en los iPhone es que es capaz de detectar que va conduciendo a través de los datos de localización del teléfono.

, ,

Claves para un buen uso de los Sistema de retención Infantil

La DGT nos da las claves para un uso correcto de los sistemas de retención infantil (SRI) cuando se viaja en el coche.

¿Qué debemos tener en cuenta?

Se debe tener en cuenta que todos los niños que viajen en coche, siempre deben hacerlo en su sillita. Todos los menores que midan menos de 135 cm deberán utilizar siempre los sistemas de retención homologados y adaptados tanto a su peso como a su estatura.
Según el nuevo reglamento, las sillas de seguridad indicarán el rango de altura y la edad orientativa del ocupante. Esto hará más fácil la elección de la silla para el niño y dejará más claro a los padres cuándo deben sustituirla.

Según nos indica la Ley de Tráfico y seguridad vial actual, se podrá llegar a inmovilizar el vehículo si no se lleva a los niños correctamente sentados.
La falta de instalación y la no utilización de sistemas de retención infantil supone una infracción grave, lo que supone una multa de 200 euros y la retirada de 3 puntos del carnet de conducir.

Las lesiones más frecuentes según la edad del menor son:

La Dirección General de Tráfico (DGT) nos informa que el uso de la sillita es vital, pues reduce en un 75% la muerte ante un posible accidente y en un 90% las posibles lesiones. Según la edad, las lesiones más frecuentes en un menor son:

• Hasta los 2 años: Las lesiones más frecuentes son de cuello. Se generan principalmente por el tamaño de la cabeza y la fragilidad de su columna vertebral.
• Entre 2 y 4 años: Las lesiones más habituales son de cabeza. Las vértebras de un niño con estas edades no son suficientemente fuertes para soportar las frenadas bruscas.
• De 4 a 10 años: En estas edades tienen mayor riesgos de sufrir hemorragias internas o lesión abdominal. Sus órganos no están fijados del todo a su estructura abdominal.

 

Tipos de S.R.I:

Lo primero de todo es que debe ser el sistema de retención infantil adecuado para la edad y estatura del menor y, antes de adquirir la silla, hay que tener claro que sea la adecuada para el vehículo que dispones, ver si es cómoda y si se adapta correctamente al coche.

Te recomendamos solicitar toda la información necesaria para instalar correctamente la sillita y leer bien las instrucciones del fabricante. Es importantísimo que vaya bien instalada para evitar problemas inesperados.
Hay dos formas de sujetar la sillita en el vehículo: Con el cinturón de seguridad y mediante el sistema isofix que permite encajar la silla correctamente, siendo uno de los sistemas más seguros.

Hay 4 tipos de sistemas de retención infantil homologados:

1. GRUPO DE 0 Y 0+: Recién nacidos hasta 13 kilos aproximadamente.
Este tipo de sillas se utilizan siempre en sentido contrario a la marcha, pues ofrece mayor protección para la cabeza, cuello y columna del bebé. En esta sillita, el niño queda agarrado a través de un arnés de 5 puntos. Siempre se deberá colocar en los asientos posteriores y solo utilizar el asiento delantero en casos excepcionales.
Una vez que el niño supere los 13 kilos o su cabeza supere el respaldo, se debe sustituir la silla.
2. Grupo 1: De 9 a 18 kilos aproximadamente. Este tipo de sillas se fijan al asiento a través del cinturón o sistema isofix. Se coloca en los asientos posteriores del vehículo mirando hacia el frente y debe instalarse siguiendo las instrucciones específicas y antes de sentar al bebé.
3. Grupo 2 y 3: Para niños de 15 hasta 36 kilos aproximadamente. En este momento el niño ya es demasiado grande para una silla pero no lo suficientemente grande para ir sólo con el cinturón de seguridad, por lo que lo más recomendable es utilizar este tipo de sillas con respaldo y asiento elevador que ofrece mayor seguridad para el menor.
4. A partir de 135 cm. Excepcionalmente, los menores de 12 años con estatura igual o superior a 135 cm podrán utilizar directamente los cinturones de seguridad propios del coche, aunque hasta los 150 cm es recomendable que el menor siga utilizando los S.R.I homologados para su talla y peso.
¡Recuerda!Si el cinturón no le queda correctamente ajustado al pecho y la banda diagonal le sobrepasa del mentón, el menor deberá seguir utilizando el asiento homologado correspondiente.

tipos de SRI

En definitiva, estas son algunas de las reglas de oro que debes tener en cuenta para que tu hijo viaje correctamente en cualquier trayecto en coche. Pero sobre todo, la regla más importante, DA EJEMPLO y ponte siempre el cinturón de seguridad, pues los niños aprenden de todo lo que ven durante su infancia.

Puedes ampliar tu información sobre los Sistemas de retención infantil aquí

, ,

Entra en vigor una modificación de los límites de velocidad en las carreteras españolas.

El pasado 28 de Diciembre el Consejo de Ministros aprobó las últimas medidas de la DGT con el objetivo de reducir los accidentes en vías convencionales. Esta medida entró en vigor el Martes 29 y supondrá una reducción de los límites de velocidad a 90km/h en todas las carreteras secundarias, aunque hay algunas excepciones.

Nuevos límites de velocidad

Desde el 29 de Enero, todas las carreteras españolas que no tengan calzadas desglosadas para cada sentido pasarán a tener un nuevo límite de velocidad.

Este cambio en los límites de velocidad, supone que los turismos y las motos estarán obligados a circular a 90km/h independientemente del ancho del arcén y, se rebaja a 80km/h al resto de vehículos, como autobuses, camiones, autocaravanas, automóviles con remolque o transporte escolar, con una masa superior a los 3.500 kilos.

En las autovías y autopistas se mantienen los límites de velocidad, donde los turismos y motocicletas podrán circular a una velocidad máxima de 120km/h y, las furgonetas y camiones deberán ir a 90km/h como velocidad máxima. El resto de vehículos, tendrán limitada su velocidad a 100km/h.

También se establece un límite para aquellas vías que se encuentren sin pavimentar, cuya velocidad será de 30km/h de máximo. Además, tanto en vías urbanas como interurbanas la velocidad máxima será de 50km/h y en las carreteras sin separación central el máximo será de 70km/h.

Estas reducciones se irán implantando conforme cambie la señalización en las calzadas y, según nos informaba el ministerio del interior, afectará a unos 10.000 kilómetros de las carreteras convencionales Españolas.

En resumen:

 nuevos límites de velocidad

 

¿Cuál es el objetivo de la reducción de velocidad?

Según anunciaba la DGT, el objetivo no es otro que reducir exponencialmente los accidentes y las víctimas mortales. Según datos registrados, alrededor del 75% de los accidentes con víctimas mortales se dan en estas vías convencionales, siendo la velocidad inapropiada la causa principal del 20% de los casos.

Por otro lado, además de reducir los accidentes y las víctimas, esta iniciativa quiere reducir la diferencia de velocidad entre vehículos de transporte de viajeros y mercancías respecto a los turismos.

La DGT remarca la importancia de adecuar la velocidad a las circunstancias de la vía y a las condiciones meteorológicas, ambientales o de seguridad que haya marcadas en las carreteras para evitar situaciones indeseadas.