,

¿QUÉ ES EL “CAR-SHARING”?

Los tiempos cambian y la forma en que nos movemos en nuestro día a día también. Entre los más jóvenes ya se está popularizando esta forma de moverse y trasladarse de un lugar a otro, tanto en trayectos cortos como largos. Pero….¿Qué es eso del car sharing que tanto está dando de qué hablar?

Pues bien, «Car sharing» consiste en compartir el coche de forma organizada con otros conductores y conductoras. A través de ciertas aplicaciones vigentes en el mercado digital, los usuarios se registran y contratan su viaje compartido mediante el pago por uso (tiempo o kilómetros, generalmente). También puedes hacer uso del vehículo de forma personal sin compartir con otros usuarios el trayecto. Esto se regula mediante un contrato marco que estipula los costes de combustible o electricidad y adicionales.

En la actualidad, el car sharing está revolucionando todo. Ya son muchos los usuarios que están empezando a vender sus coches para pasarse al «pago por uso» que nos ofrece esta modalidad. Sobre todo los habitantes de grandes ciudades, como Madrid o Barcelona, donde las restricciones en materia medioambiental para sus vehículos les están afectando en la movilidad de su día a día y en el coste que supone.

Dentro del car sharing se hace una distinción entre los denominados servicios de flota libre y los servicios basados en estaciones, sobre todo para trayectos cortos o urbanos.

  • Flota libre: En el caso de la modalidad de flota libre los vehículos en cuestión se encuentran repartidos y estacionados en la calle. Los usuarios pueden localizarlos a través de una app determinada instalada en el móvil. Una vez reservado realizan el viaje y una vez finalizado este, los usarios no tiene que devolver el vehículo en el mismo lugar donde lo han recogido, sino que pueden estacionarlo en cualquier plaza de aparcamiento legal dentro de la zona donde opere la empresa de car sharing en cuestión. Por lo general, la zona abarca el centro de la ciudad y los lugares cercanos más frecuentados, como los aeropuertos por ejemplo.
  • Servicios basados en estaciones: En esta modalidad, los usuarios de car sharing deben acudir a una estación fija, como ocurre con las empresas de alquiler de vehículos, para recoger el coche. En este caso, la devolución debe realizarse en el mismo lugar donde se recoge y no en la vía pública como ocurre con la modalidad de “Flota libre”.

Para trayectos más largos tenemos el car sharing privado. En este caso un particular comparte su coche con otros usuarios con los que ha conectado a través de un anuncio publicado en una determinada plataforma para compartir viajes. Pero también está la posibilidad que el particular alquile su coche a otros usuarios, denominado PHV o vehículos privados de alquiler.

En definitiva, compartir está de moda y por lo que parece compartir coche lo está y mucho. El car sharing hace que ahorres dinero y tiempo para desplazarte y además te da la opción de conectar con personas con un estilo de vida similar al tuyo.

No obstante, el car sharing es solo uno de los muchos aspectos de la movilidad compartida y que os iremos compartiendo en próximas entradas de nuestro blog.

,

NUEVAS FORMAS DE MOVILIDAD ¿CUÁL ES EL FUTURO?

El futuro de la movilidad es incierto, pero lo que tenemos claro es que los ciudadanos evoluciona y apuesta por formas de movilidad menos contaminantes y más colaborativas. Alrededor del 70% de los conductores españoles cree que el coche eléctrico es el futuro y la opción ideal para moverse por la ciudad y reducir la contaminación.

Aunque no estamos 100% preparados para un coche eléctrico, debido a un precio de compra demasiado alto y a la escasa infraestructura de carga disponible en España. Los españoles lo ven como una alternativa necesaria, puesto que cada vez se está más concienciado con el medio ambiente y la necesidad de reducir, como sea, las emisiones. Un ciudadanos más responsable y concienciado, por lo que se abren a nuevas formas de movilidad accesibles.

¿Qué opinan los Españoles sobre las nuevas formas de movilidad y a todo lo que le rodea?

Según un estudio reciente, se llegan a las siguientes conclusiones:

  • El 50% de los Españoles muestra intención por cambiar su forma de desplazarse, e incluso se plantean la opción de vender su vehículo si se les garantiza una movilidad eficiente en su día a día. Además, lo harían de forma inminente
  • El uso del Smartphone para su movilidad sigue creciendo y lo seguirá haciendo. El 32% de los Españoles utiliza aplicaciones móviles diariamente para sus desplazamientos siendo un porcentaje aún mayor cuando se mueven en las grandes ciudades. Usuarios de aplicaciones de todo tipo, desde las referidas al metro o taxi (Uber, Cabify), relacionadas con información sobre tráfico e incluso aplicaciones desde las que compartir coche o aplicaciones de carsharing, donde pagan por uso y tiempo (Car2go, por ejemplo).
  • El coche compartido ha protagonizado un importante crecimiento desde el 2017. A día de hoy, el 41% de los Españoles afirman haber compartido coche en algún momento, sobre todo los jóvenes entre 18 y 30 años, siendo usuarios de distintas plataformas móviles dirigidas a este concepto de “Carsharing”, tanto para trayectos cortos como largos.
    Es una de las alternativas preferidas de transporte diario para los jóvenes en España (alrededor del 30%), que complementan combinando distintos modos de transporte para moverse entre dos o más puntos. El viaje multimodal en el que combinan: Carsharing, bicicletas, motorsharing, patinetes, transporte público…

El Futuro es inteligente

El mundo del automóvil cambiará de forma radical en las próximas dos décadas. Ya en estos últimos 5 años hemos vivido cambios muy interesantes relacionados con la tecnología, conectividad y multitud de sistemas de seguridad activa integrados en los vehículos. ¿Pero cómo es el futuro?

Se prevé un futuro muy ligado al coche conectado y autónomo, para reforzar la seguridad al volante y evitar distracciones, un futuro ligado a un coche eco respetuoso con el medio ambiente y sobre todo, un futuro donde se implantarán carreteras inteligentes o “SmartROAD”.

Un futuro que aunque parezca de ciencia ficción, no lo es tanto. Un fututo en el que el control de la conducción será parcialmente arrebatado, coches eléctricos y coches que es posible que ni siquiera sean de nuestra propiedad, puesto que, como comentábamos anteriormente, cada vez estamos más abierto a nuevas formas de movernos y compartir y que nos permitan ser mucho más respetuosos con el medio ambiente.