,

Renting de vehículos vs Comprar ¿Cuál es la mejor opción?

rentind de vehículos o comprar ¿Cuál es la mejor opción?

A la hora de adquirir un vehículo esta es una de las preguntas clave que todo consumidor se hace, ¿Renting o comprar?. Diremos que esto depende mucho del perfil y las necesidades de cada uno, pero sí comentaros que el renting es una de las modalidades que más adeptos está ganado en estos últimos años.

En la actualidad, el renting representa un crecimiento exponencial y así lo demuestran las cifras recogidas por la Asociación Española de Renting (AER), donde 1 de cada 5 matriculaciones en Espaá ya es de rnting.

Se tiende a creer que el renting es un servicio para empresa o autónomos, y nada más lejos de la realidad. Cada día más particulares se decantan por esta modalidad, conscientes de todos los beneficios que tiene.

¿Conviene decantarse por el Renting?

Pagar una cuota mensual, conducir y despreocuparse de todos los demás trámites, así es el renting. Esta modalidad de alquiler de vehículos a medio y largo plazo, incluye todos los servicios necesarios para el correcto funcionamiento del vehículo.

En la cuota de renting, además de las tareas administrativas propias de la compra de vehículo ( registro, impuestos, alta en la DGT…), incluye un seguro a todo riesgo, asistencia en carretera, impuesto de circulación, revisiones y reparaciones y gestión de multas. En el caso de Autorent, nosotros también damos la opción de incluir, en dicha cuota, el cambio de neumáticos y el vehículo de sustitución.

No se incluye en dicha cuota el combustible, las reparaciones que se produzcan por el mal uso del coche o negligencias del conductor, las posibles multas y la ITV correspondiente.

¿Qué otros beneficios tiene?

La principal diferencia que existe con opción de comprar es que en el renting no eres el propietario, lo es la empresa de renting, pero de eso se trata. No asumes gastos extras y dispones de movilidad sin necesidad de comprar y ¡con todas sus ventajas!.

Una vez que finaliza el contrato de renting, el cliente decide que quiere hacer. Tiene 3 opciones:
– Devolver el vehículo a la empresa de renting, con la posibilidad de contratar un nuevo vehículo más novedoso, con tecnología más moderna o el que más se adapte a las necesidades del momento.
– Ampliar la duración del contrato actual.
– Solicitar la compra del vehículo.

Como hemos comentado, no es necesaria una inversión inicial, como ocurre en la compra, y se aparca a un lado los trámites burocráticos.

Además, el renting se adapta por completo a las normativas de movilidad impuestas por los ayuntamientos. Reduce los riesgos ante cualquier cambios en los protocolos de emisiones o en las restricciones fiscales o de cualquier otro tipo.

Fuera mitos:

Son muchas las especulaciones que existen sobre el renting, hoy os desmontamos algunos de sus mitos:

  • ¿Es caro?: Nada más lejos de la realidad, puesto que el cliente paga su cuota mensual sin tener que realizar un desembolso previo. Además, como están incluidos el seguro y los mantenimientos, se despreocupa de las tareas administrativas y de las reparaciones.
  • Es difícil acceder al renting: Muchos creen que es complicado, pero acceder a este servicio es muy sencillo. Entregando los documentos básicos como la nómina y el DNI, entre otros, se podrá formalizar el renting sin problema.
  • ¿Hay que cumplir un plazo mínimo?: Hay muchas modalidades de renting por ello no estás obligado a cumplir con un plazo mínimo, además de adaptarse a las necesidades de cada persona. Hoy en día el renting flexible, por ejemplo, permite al usuario modificar o cancelar el contrato en cualquier momento, sin penalizaciones económicas, salvo alguna excepción que será indicada en el propio contrato de renting, formalizado al inicio de este.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario