, ,

Claves para un buen uso de los Sistema de retención Infantil

La DGT nos da las claves para un uso correcto de los sistemas de retención infantil (SRI) cuando se viaja en el coche.

¿Qué debemos tener en cuenta?

Se debe tener en cuenta que todos los niños que viajen en coche, siempre deben hacerlo en su sillita. Todos los menores que midan menos de 135 cm deberán utilizar siempre los sistemas de retención homologados y adaptados tanto a su peso como a su estatura.
Según el nuevo reglamento, las sillas de seguridad indicarán el rango de altura y la edad orientativa del ocupante. Esto hará más fácil la elección de la silla para el niño y dejará más claro a los padres cuándo deben sustituirla.

Según nos indica la Ley de Tráfico y seguridad vial actual, se podrá llegar a inmovilizar el vehículo si no se lleva a los niños correctamente sentados.
La falta de instalación y la no utilización de sistemas de retención infantil supone una infracción grave, lo que supone una multa de 200 euros y la retirada de 3 puntos del carnet de conducir.

Las lesiones más frecuentes según la edad del menor son:

La Dirección General de Tráfico (DGT) nos informa que el uso de la sillita es vital, pues reduce en un 75% la muerte ante un posible accidente y en un 90% las posibles lesiones. Según la edad, las lesiones más frecuentes en un menor son:

• Hasta los 2 años: Las lesiones más frecuentes son de cuello. Se generan principalmente por el tamaño de la cabeza y la fragilidad de su columna vertebral.
• Entre 2 y 4 años: Las lesiones más habituales son de cabeza. Las vértebras de un niño con estas edades no son suficientemente fuertes para soportar las frenadas bruscas.
• De 4 a 10 años: En estas edades tienen mayor riesgos de sufrir hemorragias internas o lesión abdominal. Sus órganos no están fijados del todo a su estructura abdominal.

 

Tipos de S.R.I:

Lo primero de todo es que debe ser el sistema de retención infantil adecuado para la edad y estatura del menor y, antes de adquirir la silla, hay que tener claro que sea la adecuada para el vehículo que dispones, ver si es cómoda y si se adapta correctamente al coche.

Te recomendamos solicitar toda la información necesaria para instalar correctamente la sillita y leer bien las instrucciones del fabricante. Es importantísimo que vaya bien instalada para evitar problemas inesperados.
Hay dos formas de sujetar la sillita en el vehículo: Con el cinturón de seguridad y mediante el sistema isofix que permite encajar la silla correctamente, siendo uno de los sistemas más seguros.

Hay 4 tipos de sistemas de retención infantil homologados:

1. GRUPO DE 0 Y 0+: Recién nacidos hasta 13 kilos aproximadamente.
Este tipo de sillas se utilizan siempre en sentido contrario a la marcha, pues ofrece mayor protección para la cabeza, cuello y columna del bebé. En esta sillita, el niño queda agarrado a través de un arnés de 5 puntos. Siempre se deberá colocar en los asientos posteriores y solo utilizar el asiento delantero en casos excepcionales.
Una vez que el niño supere los 13 kilos o su cabeza supere el respaldo, se debe sustituir la silla.
2. Grupo 1: De 9 a 18 kilos aproximadamente. Este tipo de sillas se fijan al asiento a través del cinturón o sistema isofix. Se coloca en los asientos posteriores del vehículo mirando hacia el frente y debe instalarse siguiendo las instrucciones específicas y antes de sentar al bebé.
3. Grupo 2 y 3: Para niños de 15 hasta 36 kilos aproximadamente. En este momento el niño ya es demasiado grande para una silla pero no lo suficientemente grande para ir sólo con el cinturón de seguridad, por lo que lo más recomendable es utilizar este tipo de sillas con respaldo y asiento elevador que ofrece mayor seguridad para el menor.
4. A partir de 135 cm. Excepcionalmente, los menores de 12 años con estatura igual o superior a 135 cm podrán utilizar directamente los cinturones de seguridad propios del coche, aunque hasta los 150 cm es recomendable que el menor siga utilizando los S.R.I homologados para su talla y peso.
¡Recuerda!Si el cinturón no le queda correctamente ajustado al pecho y la banda diagonal le sobrepasa del mentón, el menor deberá seguir utilizando el asiento homologado correspondiente.

tipos de SRI

En definitiva, estas son algunas de las reglas de oro que debes tener en cuenta para que tu hijo viaje correctamente en cualquier trayecto en coche. Pero sobre todo, la regla más importante, DA EJEMPLO y ponte siempre el cinturón de seguridad, pues los niños aprenden de todo lo que ven durante su infancia.

Puedes ampliar tu información sobre los Sistemas de retención infantil aquí

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario