Entradas

,

¿Cómo te podrás librar de una multa de tráfico?

Sabemos que las multas de tráfico son la principal pesadilla de un conductor, no sólo por la multa pecuniaria, sino por los puntos que algunas de estas conllevan. Es normal que sea un tema que te preocupe, ya que la DGT pone más de 10.000 multas al día y eso sin tener en cuenta las sanciones municipales. Pero hay veces en las que te podrás librar de una multa de tráfico.

Es importante que conozcas que los defectos de forma, el incumplimiento de los plazos o la declaración de un agente son algunos de los motivos por los que se quita una multa. Además, existen otros motivos que te detallamos a continuación.

Cinco razones por las que podrás librarte de una multa de tráfico:

  1. Que la foto que te hicieron no valga: La foto será clave tanto si la multa es por exceso de velocidad como por saltarte un semáforo. Lo más probable es que en estos casos la foto haya sido tomada por un radar. En dicha imagen debe aparecer el coche y se debe leer perfectamente la matrícula del vehículo. Es importante que compruebes tanto la fecha como la hora que se indica en la que fue tomada y en la medida de lo posible, ver si aparece la velocidad supuesta a la que se circulaba. Cualquier error en estos puntos será un defecto de forma y será mucho más fácil recurrir la multa.
  2. Que el aparato que te “Cazó” no sea fiable: Todos los radares y cámaras de los semáforos deben tener un certificado de homologación que se puede solicitar para comprobar que estos aparatos están en regla. Si quieres recurrir una multa es importante que consideres este punto, puesto que muchas veces los radares y cámaras no funcionan correctamente o no están debidamente colocados. Cualquier pequeño detalle es válido para evitar el pago de una sanción que puedes considerar inmerecida.
  3. Que las administraciones no cumplan con los plazos: Cualquier defecto en la notificación también es válido para poner un recurso. Por ley, todas las administraciones tienen un plazo de tres meses para comunicar al infractor las sanciones leves y en las sanciones graves o muy graves, el plazo se amplía a seis meses. Si te llega a casa superados estos plazos, podrás alegar que la multa ha prescrito y no tendrás que pagarla.
  4. Que haya defectos en la notificación: En ocasiones te llega a casa la reclamación de la deuda pero no te ha sido comunicada la sanción por la administración. En estos casos puedes solicitar que se revise el expediente y recurrir para que te la anulen dicha multa de tráfico. Muchas veces las administraciones envían la multa sin confirmar los datos y el domicilio registrado y no llegan a casa dando por hecho que se te ha comunicado la sanción correctamente.
    Por otro lado, si no te pararon en el momento que cometiste la infracción para notificártelo, lo primero que deben hacer cuando te llegue a casa la multa es pedirte que identifiques al conductor, si no te llega esa petición y te inculpan a ti automáticamente, se está incurriendo en la llamada “atribución arbitraria de responsabilidad”, por lo que podrás recurrir la multa llegando a ser motivo de anulación de la misma
  5. Que el agente que te multó no se ratifique en su versión: Es habitual que te pongan una multa de tráfico en la que el único alegato que te inculpa es lo que el agente dice. A veces, el agente cambia la declaración o extravía el expediente y  pruebas que te incriminan, es en estos casos en los que se anulan una gran cantidad de multas.

Importante, para todas multa tendrás entre quince y veinte días naturales para preparar tu escrito de alegaciones desde que recibes la sanción.

¿Cuándo no te librarás de la multa?

  1. Si aparcas mal
  2. Dejas el coche en doble fila, en vado…
  3. Si te falta algún papel imprescindible o llevas el coche en mal estado
  4. Te multan por hablar por el móvil
  5. No llevar pegada la pegatina de la ITV correspondiente
  6. Si conduces bajo los efectos del alcohol o drogas

En definitiva, al volante precaución amigo conductor, pero si aún así incurres en alguna de las infracciones que conlleva algun multas, no desesperes, porque en muchos casos se pueden quitar siguiendo los procesos correspondientes.

, ,

Como consultar una multa de tráfico en Internet paso a paso

Por norma general, cuando te ponen una multa de tráfico, bien la DGT ó el ayuntamiento donde resides, se encargan de hacerte llegar la infracción por correo y a partir de ahí iniciar el proceso. Pero a veces, por diversas razones, la sanción puede que no te llegue. En este caso, la DGT lo notificará a través del tablón de sanciones de Tráfico y en él aparecerán aquellas multas que no se hayan podido entregar.

¿Cómo sé si tengo una multa de tráfico?

Hoy en día, para enterarte si tienes multas de tráfico puedes hacerlo a través de Internet. Existen millones de páginas web donde puedes consultar tus multas de tráfico y recurrir infracciones. Unas son gratuitas y otras, por una pequeña cantidad, te informan de todas tus sanciones con simplemente introducir el DNI o la matrícula de tu vehículo. Las más destacadas son: buscamultas.com, multalitas.com ó alertamultas.com, entre otras.

Pero todo este proceso, lo puedes hacer tú mismo gratis y rápidamente a través del «portal de la DGT «
Sigue los siguientes pasos para saber si tienes multas y consultar las que te hayan puesto tanto en carretera como en la mayoría de las ciudades y pueblos grandes del territorio nacional.

  • Una vez dentro de la Sede Electrónica deberás pinchar en la sección de “Trámites y Multas” – está situada en la barra principal gris de la parte superior- para acceder a todas las acciones que se pueden hacer en referencia a las multas de tráfico.
  • Accede a “Consulta el Tablón Edictal de Sanciones de Tráfico (TESTRA)”. Aquí podrás entrar con o sin certificado digital. Si no dispones de certificado digital, servirá con introducir tu DNI, la matrícula o tu nombre y apellidos.

Como se puede acceder sin identificación electrónica, podrás ver tanto tus multas de tráfico no entregadas como las de cualquier otro infractor. Si quieres evitar que cualquiera vea tus sanciones, deberás darte de alta en la siguiente “Lista de excluidos” y así sólo tú podrás tener acceso a esos datos.

Ahora también con el Móvil

Otra de las formas que dispones para consultar tu situación ante una multa de tráfico es con el móvil o a través del email.

Para recibir estas notificaciones en tu correo electrónico, deberás previamente haberte registrado en el sistema de “Dirección Electrónica vial” (DEV) con un certificado digital o mediante el sistema de cl@ve. Desde Autorent te informamos que merece la pena todo este tipo de gestiones para realizar cualquier trámite relacionado con tu vehículo.

Una vez registrado y verificado tu correo y tu móvil empezarás a recibir un sms o un email cuando vayas a recibir cualquier notificación, incluidas las multas. Podrás darte de baja siempre que lo desees a través del mismo sistema.

Por otro lado, con el boom de las aplicaciones móviles, te informamos que también tienes a tu disposición diversas apps, que te darán toda la información que necesites a la hora de tramitar cualquier multa o realizar algún trámite con tráfico. Todas estas aplicaciones están disponibles de forma gratuita en Google Play y en App Store de Apple.

 

En definitiva, no es habitual que una multa de tráfico no te llegue, pero nunca está de más saber cómo se puede saber si tienes multas impuestas o no.

 

,

MULTAS POR UTILIZAR EL GPS AL VOLANTE

Con la llegada de los ordenadores a bordo o los teléfonos móviles, hoy en día, disponer de un navegador GPS está al alcance de todos. Incluso las propias marcas de automóviles ya los están incorporando como equipamiento en sus vehículos visto la popularidad que está alcanzando esta tecnología. Pero su uso al volante puede salir caro.

Mediante el GPS, se puede llegar a destino sin perderse, consultar gasolineras, aparcamientos o recibir información del tráfico. En definitiva, sirve para guiarte cuando conduces, pero para que esto no se convierta en un riesgo para la conducción, sería conveniente activarlo antes de empezar a conducir y saber cómo usarlo con seguridad.

Muchas veces, el problema no viene del propio navegador sino del uso incorrecto que se le da. No usarlo correctamente puede llevar a distracciones y situaciones peligrosas y esto inevitablemente trae consigo multas de tráfico.

LAS MULTAS MÁS COMUNES:

  1. Confusiones debido al GPS.
    Las equivocaciones por culpa del GPS suelen ser muy habituales, sobre todo si se siguen las instrucciones del navegador a pies juntillas. Además, tener el GPS desactualizado, una mala señalización o retrasos en las indicaciones son motivos que nos obligan a frenar bruscamente, superar límites de velocidad, circular en dirección contraria, etc. lo que será sancionado con multas entre 50 y 200 euros, en función de la gravedad de la falta y hasta la pérdida de puntos del carné.
  2. Manipular el GPS mientras conduces.
    Manejar el móvil, programar el manos libres o configurar el GPS, mientras se conduce es una falta muy grave. Ya sea colocarlo en el soporte, sujetarlo o tocar la pantalla son actos que castigan con multas de 200 euros y 3 puntos.
  3. Utilizar el inhibidor de radares del GPS.
    Estamos hablando de un “anti-radar” ilegal. Estos aparatos, además de indicarnos la ruta e informar sobre la situación de los radares fijos y móviles, anulan su señal, lo que impide que la policía pueda detectar la velocidad del coche, lo cuál es un delito. La utilización de estos GPS supone multas de 6.000 euros y una pérdida de 6 puntos en el carné de conducir. Además, se sancionará a los talleres que los instalen con multas de 3.000 euros.
  4. Colocar el GPS obstaculizando la visión.
    Tener el navegador GPS en un lugar que impida una buena visión a la hora de conducir también supone una multa de 200 euros, pero en este caso no se pierden puntos. Según recomendaciones de la RGC el lugar adecuado para colocar el navegador es a la derecha del conductor y a la altura del salpicadero. No obstante, si los agentes de tráfico consideran que está mal colocado y que entorpece la visión pueden multarte hasta con 80 euros.

Para evitar estas situaciones, es recomendable programar el GPS antes de salir, actualizarlo con regularidad, repasar el trayecto, evitar colocarlo en zonas de airbag y lo más importante, no perder la calma.