TRUCOS PARA ELIMINAR EL HIELO DEL PARABRISAS

hielo parabrisas

Llega el frío y con él los problemas con el hielo, no solo en la carretera sino también en los cristales de los coches.

Según datos recogidos, el 52% de los conductores Españoles reconoce haber conducido alguna vez con hielo en el parabrisas. Es un fenómeno de lo más habitual y frecuente en esta época del año, por lo que saber actuar en estos casos es fundamental. Para que estés preparado, te mostramos unos consejos para eliminar esta molesta capa traslúcida del parabrisas y hacer frente a este pequeño contratiempo.

Lo primero que debes hacer antes de que llegue el frío es vaciar el agua y jabón del limpiaparabrisas y sustituirlo por un producto específico que contenga aditivo anticongelante. En invierno el agua o agua con jabón se puede congelar y dejar inútil el mecanismo, algo peligroso.

Evita que se forme hielo en el parabrisas. Existen muchos trucos caseros más o menos eficaces que pueden ayudarte a eliminarlo, pero lo más sencillo y práctico en estos casos es cubrir el cristal delantero con un cartón, papeles de periódico o manta vieja.

De este modo evitaremos que se forme hielo y que las escobillas del limpiaparabrisas se queden pegadas, pero ¿Cómo es la forma más eficaz de eliminar el hielo?

Para quitar el hielo de forma efectiva es recomendable hacer lo siguiente:

  1. Aunque no es lo mejor para el medioambiente, se aconseja arrancar el motor, conectar la calefacción al máximo y dirigir el flujo del aire hacia el parabrisas. Esto permitirá que el hielo se ablande y se vaya quitando poco a poco.
  2. Rociar el parabrisas con alcohol. El alcohol tiene un punto de congelación más bajo que el agua y esto hace que se mantenga líquido a menos temperatura, por lo que es una buena solución cuando la capa de hielo no se muy gruesa. Si la capa no es fina esta alternativa no será útil y tendremos que hacer uso de una rasqueta para eliminar el hielo. ¡Ojo! No llenar el limpiaparabrisas con alcohol porque se puede estropear.
  3. Producto anticongelante y rasqueta. Usar este tipo de productos es efectivo, no ocupa mucho en el coche y aunque es la opción más cara, sólo supone un gasto de 10€. Recuerda que la rasqueta debe ser de plástico para que no dañe el cristal. Primero se recomienda echar el anticongelante y después pasar la rasqueta del borde al centro del parabrisas.
  4. Si no se dispone de rasqueta, se puede utilizar la caja de un CD o cualquier tarjeta o carné de plástico que no tenga mucho valor. Es mejor no utilizar objetos metálicos ni materiales que puedan dañar el cristal.
  5. Utilizar el parabrisas calefactado o parabrisas térmico si tu vehículo dispone de ello. Hay marcas y modelos que ya los incluyen de serie. Puedes informarte en el manual de tu vehículo y, si lo tiene, úsalo porque es sencillo y eficaz.

Además del parabrisas, el hielo también se acumula en los faros, por lo que es importante no olvidarse de retirar también el hielo de ellos. En vehículos con faros halógenos o lámparas convencionales, no hay problema, pues el calor que genera la bombilla al encenderla descongelará la superficie. En vehículos con luces LED o Xenon, la luz es más fría y el calor que genera no es suficiente para descongelarlos, por lo que se requiere que se retire el hielo a mano.

Lo que no debemos hacer para quitar el hielo…

  1. Accionar los limpiaparabrisas y echar agua. El agua empeora la situación y lo más seguro es que las escobillas se encuentren pegadas por el hielo, por lo que se pueden estropear.
  2. Echar sal. La sal evita la congelación, pero no descongela. Tiene dos puntos negativos: Es fácil que la sal raye el parabrisas y es muy corrosiva para la chapa del coche. Lo que podemos hacer para facilitar el deshielo se puede diluir en el agua que se vaya a utilizar.
  3. Agua caliente. Echar agua caliente no es la solución para quitar el hielo. El cambio brusco de temperatura podría astillar el cristal y se podría romper.

En definitiva, estos trucos servirán para ahorrarte tiempo, esfuerzo y posibles futuras averías del coche.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario